Biografia de Keane

Ellos son Tom Chaplin (voz), Tim Rice-Oxley (piano) y Richard Hughes (batería). Keane se formó en 1997 en un instituto de Hastings. En 2002, tras varios años de experimentar con su sonido, Keane decidieron que necesitaban salir a tocar en directo. Cerraron dos conciertos acústicos, uno en el 12 Bar Club, y otro en el Betsey Trotwood.

Simon Willians, de Fierce Panda estuvo en el concierto de Betsey Trotwood, y les pidió a Keane que publicaran un single con su sello. Eligieron Everybody?s Changing, una oda arrasadora y majestuosa y cuya grabación costó cero peniques. \"La sesión de grabación fue un poco dura - la canción se hizo literalmente en una habitación de la casa de alguien,\" ríe Tom. \"Y tuvimos que irnos a otra casa para mezclarla porque los altavoces se estropearon\". Sería difícil encontrarle un origen desesperadamente indie, no obstante, ?Everybody?s Changing? ya sonaba como un Número 1 de las listas de éxitos, antes incluso, de llegar a los coros, razón de más para que inmediatamente llamara la atención de muchos. Steve Lamacq decidió que era uno de los mejores singles en toda la historia de Fierce Panda - nada malo para un sello, entre cuyos primeros lanzamientos estaban Coldplay, Idlewild y Supergrass. Lamacq declaró que Keane era \"algo entre unos desgastados Coldplay y unos Beautiful South francamente desconcertantes\".

Después de dar a conocer el single en sus conciertos, por fin la BBc los llamó para hacer una sesión en 6Music. Xfm también se interesó por ellos y Clare Sturgess pidió una sesión de la banda, por otra parte, el Sunday Times declaró que Keane eran responsables de \"tres minutos y medio de pura belleza pop\". NME escribió que ?Everybody?s Changing? era \"indiscutiblemente poderosa\" y comparó a Keane con la ?era Kid-A de Radiohead con reminiscencias de A-ha\". \"Nuestras canciones tienen temas universales y son emotivas\" afirma Tim. \"La gente quiere emoción. Algo que parece muy raro hoy en día.

No creo que haya muchas bandas que hagan música que realmente signifique algo. No hay nada con lo que identificarse\". La primera gira de Keane en el Reino Unido sorprendió a Tom, Richard y Tim tocando en lugares de todo el país ante audiencias de entre cinco y trescientas personas. No se parecían a ninguna otra banda - no había guitarrista, un factor que podría hacer que los puristas se rasgaran las vestiduras, dice Richard, aunque no fue una decisión premeditada. Para cuando llegó la primera del 2003, los chicos estaban de nuevo en la carretera, y los sellos empezaron a poner sus ofertas sobre la mesa. \"Todos nosotros buscábamos la oportunidad de hacer el disco adecuado con la gente adecuada\", afirma Tom -y eso es lo que Island consiguió.

\"Nunca hemos querido ser una pequeña banda de culto\", añade Tom. \"Queremos que nuestra música la escuche cuanta más gente mejor, porque para eso es para lo que la hacemos\". Presentes en la fabulosa carpa de de Nuevas en festivales de la talla de Reading y Leeds Carling Weekend, el segundo álbum de los chicos, This Is The Last Time, recibía elocuentes aplausos. Suena como esas bandas que nunca han significado nada para nadie, pero al mismo tiempo suena como sólo pueden hacerlo Keane. \"Hay mucha gente que dice que les gustaría haber nacido en los 60s,\" dice Tom. \"Pero nosotros estamos contentos donde estamos. Nos encanta el catálogo rock del sello y ahora tenemos la oportunidad de formar parte de él. Después de todo, las canciones nunca pasan de moda\".

En 2004 aparece Hopes & Fears, precedido de un single de lanzamiento de los que no dejan indiferente Somewhere Only We Know.

No sólo de guitarras vive el pop y si no que se lo pregunten a Keane. El trío británico prescinde de las seis cuerdas en su propuesta y el ejercicio funciona perfectamente. Su sonido es deudor de la tradición pop-rockera menos agreste, siempre desde el temple y el regusto clásico que confiere el omnipresente piano. Tom Chaplin (voz), Tim Rice-Oxley (piano) y Richard Huges (batería) son amigos de toda la vida en Battle, Inglaterra. Durante su adolescencia forman un grupo de versiones llamado Keane junto al guitarrista Dominic Scott, aunque como suele pasar en estos casos, no tardan en ponerse a trabajar en su propio material. En 1999, los cuatro chicos se instalan en Londres y a principios del año siguiente entregan su primer single autoeditado, \'Call me what you like\'.

En 2001 aparece el segundo, \'Wolf at the door\', al tiempo que Dominic Scott abandona la formación. En lugar de buscar reemplazo, Keane se mantienen como trío para definirse como un grupo de pop-rock sin guitarras. Su siguiente sencillo lleva por título \'Everything\'s changing\' (2003) y gracias a su buena difusión radiofónica diversas compañías discográficas se interesan por el proyecto. Finalmente, su debut en formato largo, \'Hopes and fears\' llega en 2004 de la mano del sello Interscope. Pop-Rock Los de Battle empezaron siendo un grupo de versiones, interpretando temas de bandas como U2, Oasis o The Beatles.

Un inicio que muestra escasos atisbos de inquietud experimental pero un notable agrado por las canciones bien construidas al modo tradicional. Suelen ser comparados con Coldplay por su empleo del piano. Stadium Band Aunque Keane han saltado al ruedo desde la categoría indie-rock, no hacen falta muchas escuchas de su música para certificar que lo suyo son las grandes audiencias. La depurada producción de sus canciones, sin espacio para las estridencias, hace pensar más en ellos como en el nuevo súper-ventas que como en la sensación indie de la temporada. Mainstream Aunque están presentes ciertas aportaciones del rock alternativo de los 90 --en la acepción menos \'alternativa\' del género- la música de Keane no elude comparaciones con santones como Elton John o Paul McCartney, lugares comunes del pop más extendido entre el público mayoritario. También la huella épica de U2 se palpa en su discurso.


Se pronuncia Kiein. Y son tres ingleses chicos buenos que están mandando canciones como nadie este año a la radio. Aunque ellos, en realidad, son quitados de bulla. Ésta es la nueva banda pop angloparlante del año. Los tres músicos del grupo inglés Keane tienen una linda historia que recordar sobre Chile.

Cuando su música aún no era popular y ni siquiera tenían un disco lanzado al mundo, hace un par de años, reconocen que fue un discjockey chileno, DJ Relax, uno de los primeros en apoyarlos en su programa de radio. - Ha sido una gran ayuda para nosotros - saluda el cantante de Keane, Tom Chaplin: un tipo agradecido- . Realmente es raro, porque es una de las primeras personas del mundo, de cualquier radio. Este hombre en Chile fue uno de los primeros junto a Radio 1, de Inglaterra, en interesarse. Piensa que en esos primeros tiempos era algo muy grande para nosotros. Fue cool. Es una historia inesperada. Conmovedora, casi. Dan ganas de llegar a Santiago y contársela a DJ Relax. Salvo por un detalle: es imposible, porque es errónea. DJ Relax no es chileno, sino un popular discjockey radial peruano, como llega a corregir sobre la marcha un periodista inglés que viaja con el grupo. - ¿Peruano? - pregunta Chaplin, sorprendido- . Bueno, de cualquier modo mostró interés en nosotros. Y viniendo de Sudamérica era buenísimo.

El malentendido es comprensible. Sólo desde este año Keane está cumpliendo con su actual ocupación de explotar su flamante celebridad en Inglaterra y empezar a explotarla también fuera de ella, y también en países hispanoparlantes hasta ahora extraños para el grupo como México, donde han venido a dar esta entrevista y a debutar en vivo, o Chile, donde canciones del trío como \"Somewhere only we know\" y \"This is the last time\" han sonado en la radio como ningún otro grupo nuevo del mundo lo ha hecho este año. Gracias a su disco Hopes and fears, desde la mañana hasta la hora del taco, Keane es el nuevo sabor musical pop de la temporada. Termina una rueda de prensa del grupo en México y ellos han tenido que responder las dos más frecuentes preguntas de su vida, ésas que nunca fallan y nunca fallarán. Una es por su comparación con Coldplay; la otra es sobre por qué Keane no tienen un guitarrista. Es cierto. Keane consiste en Tom Chaplin, que canta las canciones; Richard Hughes, que toca la batería, y Tim Rice-Oxley, que se hace cargo de todo lo demás, es decir del piano, los teclados y la composición. No hay guitarra. Y también es cierto: pese a eso, las canciones del trío se parecen a las de Coldplay, tal como las de Coldplay se parecían a las de Travis, y como las de Travis se parecían a las primeras de Radiohead.

Bonitas canciones melódicas y melancólicas. \"Me estoy haciendo viejo y necesito algo a qué aferrarme\", canta Chaplin en \"Somewhere only we know\", el primer hit del grupo. Aunque en rigor Chaplin tiene 25 años, algo pronto para ocuparse de hacerse viejo. \"Estoy tratando de decir que a los 25 años uno está envejeciendo de todos modos, y lucha buscando algo sólido para que la vida tenga sentido\", dice. \"Pienso que mucha gente veinteañera puede sentir de esa manera\". Provisto de un encantador y educado acento posh londinense tal como sus dos compañeros, Tom Chaplin es un tipo regordete -al contrario de sus dos compañeros- , regular y exento de toda extravagancia, que en esta gira podría conducirse como una estrella del rock si lo quisiera, pero que prefiere viajar con su novia. \"En rigor es un cambio de vida dramático\", dice, con tranquilidad, en alusión a las giras y el éxito. \"Pero afortunadamente lo estamos haciendo del modo correcto\". El modo correcto según Keane es quitado de bulla. \"Tratar de mantenerte siendo amigos y normales, pese a que estamos pasando muchos tiempo fuera de casa y nos hemos vuelto muy ocupados en distintos lugares del mundo, dando conciertos.

Es imposible que eso no cambie tu vida. Pero es posible seguir siendo personales y honestos y no alterar el modo en que Tim escribe las canciones, que es lo que se mantiene constante en nuestra vida\". No hay espacio aparente para el exceso en el trío. \"Ja\", se ríe Chaplin. \"Bueno, siempre está esa tentación. Pero no es de ahí de donde obtenemos la inspiración. Pienso que es un completo mito esa historia del exceso en el rock. Hay grupos supuestamente poblados de rocanroleros excesivos, por ejemplo los Stones o incluso los Beatles, pero las canciones siguen siendo personales, sobre las cosas que sentían, más allá de hablar de las drogas y de pasar el día borracho. Sea lo que sea que pase con nosotros, trataremos de seguir escribiendo personalmente y cantando de manera real y emocional\". Entre cantante y líder del grupo, a Chaplin le viene mejor el nombre de cantante, aunque él no esté de acuerdo. \"Disfruto ambos lados.

Me empecé a interesar en esto desde muy joven, me gustaba Michael Jackson, Freddie Mercury, cualquier que viera en la tele y me fascinara por su actuación, por el lado del entretenimiento. Luego empiezas a redefinirte y a mirar a otra gente, como The Smiths (el primer grupo del cantante Morrissey), que fueron muy influyentes. La sola voz de Morrissey era única y especial, y amo el sonido de su voz y el modo en que actúa en el escenario, tal como Dave Gahan (de Depeche Mode). Ni Morrissey ni Gahan son tipos regulares, eso sí, concede Chaplin. Pero él sabe cómo combinar las dos cosas. - Pienso que el asunto es ser único. Y somos únicos. A pesar de ser gente normal. De hecho siempre pienso que Bono es una persona normal. - ¿Sí? - Sí. ¡Por supuesto! Si escuchas las canciones de U2 te das cuenta: está escribiendo sobre emociones y experiencias. Es un maravilloso representador y tiene una presencia reluciente en el escenario: claramente no es normal. Pero las que canta son cosas con las que la gente normal se puede identificar. Esa misma noche, Keane está actuando ante más de tres mil personas en una discoteca de Ciudad de México, y Tom Chaplin va a cantar una historia con la que cualquier se puede identificar.

Es otra de Keane llamada \"She has no time\", acerca de su novia. Pop melódico y melancólico basado en hechos reales: la historia de una novia que con el tiempo cambió, se alejó de Chaplin, le empezó a da excusas y terminó por dejarlo. Sólo que no fue Chaplin el que la escribió, sino su mejor amigo. El mejor amigo está aquí, al lado suyo, y es Tim Rice-Oxley, el pianista de Keane. En vivo Chaplin cuenta la historia, agradece al pianista por la ayuda para salir del pozo y luego el trío toca \"She has no time\", otra bonita canción con la que terminan por echarse al público al bolsillo. Eso es amistad: en Keane, el cantante puede confiar en que el pianista le escribirá la canción de amor más personal de su vida. Sanos los muchachos. Ciudad de México. 12/11/2004

Es difícil encontrar el origen desesperadamente independiente, pero ‘Everybody’s changing’ sonaba como un éxito que merece estar en la cima de las listas de popularidad, y te das cuenta de eso antes de que llegues a escuchar la parte del coro”. E inmediatamente llamó la atención. Steve Lamaq, quien decidió que era uno de los mejores sencillos en toda la historia de la disquera Fierce Panda -no está mal para el sello que editó los primeros lanzamientos de Coldplay, Idlewild y Supergrass- declaró que Keane eran “algo entre un Coldplay en bruto y un Beautiful South más salvaje”. Poniendo el sencillo en su show y eventualmente llamando al grupo para una sesión en la BBC 6 Music, la estación de radio XFM también les seguía la pista, y Clare Sturguess pidió una sesión con el grupo, mientras que un perfil del Sunday Times mencionó que Keane eran responsables por “tres minutos y medio de pura belleza de pop”.

El semanario NME escribió que “Everybody’s changing” era “indisputablemente poderosa”, y comparó a Keane como “si el Radiohead de la era del Kid A estuviera haciendo un cover a A-Ha”. Lo que toda esta gente vio -y lo que el resto del mundo ha ido descubriendo poco a poco- es que, a pesar de los puntos de referencia, la hermosa e interesante música de Keane no se parece a la que se escucha hoy en día. “Nuestras canciones tienen temas universales y están llenas de sentimientos”, comenta Tim. “La gente quiere sentimientos, pero eso es un caso muy extraño hoy en día. No creo que haya muchos grupos que hagan música que signifique algo. No hay nada con qué identificarse”. Las cosas estaban empezando a tomar su paso. Durante la primera gira de Keane por Reino Unido encontramos a Tom, Richard y Tim presentándose en lugares por todo el país con capacidad entre 300 y 500 personas.

Ellos no se ven como otros grupos: en la banda no hay un guitarrista, un factor que puede molestar a los puristas, pero que, como dice Richard, esa no fue una decisión consciente. Cuando llegó la primavera de 2003 los muchachos salieron de gira una vez más, y las disqueras les estaban ofreciendo contratos. “Lo único que buscábamos era la oportunidad de hacer el disco correcto con la gente debida”, dice Tom -que es cuando llegó la disquera Island-, “nunca quisimos ser una pequeña banda de culto. Queremos que nuestra música la escuche la mayor cantidad de gente posible, ya que esa es la razón por la cual la hacemos”. A esto ha y que agregarle una sorprendente presentación en la carpa de grupos nuevos en los festivales de Leeds y Reading, además del reconocimiento por parte de la crítica para el segundo sencillo del grupo, “This is the last time”.

Y una vez más, suena como todos los grupos que en algún momento significaron algo para alguien, pero al mismo tiempo, simplemente, es el sonido de Keane. “La gente acostumbra decir que desean que hubieran existido en los 60”, dice Tom, “pero estamos contentos de estar donde estamos. Amamos el viejo catálogo de rock, ahora tenemos la oportunidad de formar parte de él. Después de todo las canciones no pasan de moda”. El álbum Hopes and fears, de Keane, acumula varias semanas en los charts ingleses, de las cuales en tres permaneció en primer lugar de ventas, y un par de semanas en el segundo. Hasta hoy el álbum lleva más de 600,000 copias vendidas sólo en Reino Unido, con un certificado de doble Disco de Platino.

Los videos más populares de Keane:

Discografia de Keane