Biografia de Goo Goo Dolls

Es difícil para uno no amar a los Goo Goo Dolls, siendo tres muchachos de clase media de Buffalo quienes armaron una banda de punk en 1985. Haciéndole honor a la tradición punk, no llegaron al éxito hasta que sufrieron. Por casi una década, los Goos se cansaron de hacer tours por el circuito de los pequeños bares de los Estados Unidos antes de explotar en la escena con la balada nostálgica llamada “Name” que las empresas discográficas no querían lanzar ni como un individual. Muchas veces comparado con las bandas estadounidenses de punk como los Replacementes y Husker Du, los Goo Goo Dolls han durado más que sus semejantes para llegar a la tierra del estrellato con álbumes multi-platino, lanzamientos individuales exitosos, nominaciones para Grammys, apariciones en televisión (desde el show de niños “Sesame Street”hasta el show de política “Politically Incorrect”) y grandes presentaciones por todo el mundo. Han habido las típicas dificultadas por las que pasan las bandas de rock, como batallas legales con pasadas empresas discográficas, cambios de baterista y hasta un episodio de impedimento para escribir. Pero los amigos desde la adolescencia Johnny Rzeznik y Robby Takac, junto con Mike Malinin, quien remplazó al baterista original George Tutuska de “A Boy Named Goo” de 1985, han mantenido una actitud tranquila con una imagen como de cualquier otra persona, lo que les ha dado millones de fanáticos por todo el mundo después de sus éxitos como “Name” y “Iris”. Hay más de cincuenta sitios de la red exclusivamente dedicados al grupo con nombres como “The World of Goo”, “Dizzy Up The Web” y “Abstract Goo”. La mayoría armados por fanáticos que proclaman su lealtad al grupo con frases del tipo “me salvaron la vida”, llenos de testimonios de donde y cuando descubrieron a los Dolls. A pesar de la visibilidad de grupo en MTV y VH1 y el rango de Rzeznik como un galán del rock;los Goo Goo Dolls se han mantenido sorprendentemente accesibles, balanceándose en la fina frontera entre el grunge y su dulce imagen. En el programa de MTV llamado “Biorhythm”, hicieron un triunfante regreso a su ciudad natal de Buffalo y fueron bienvenidos eufóricamente, mientras el programa de VH1 llamado “Behind the Music” los mostró como una excepción a las comunes historias del show: drogas y decadencia. No es que los Goo Goo Dolls no han tenido sus dolores de cabeza, lo que hace que sus fanáticos se relacionan aun más a ellos. Es este triunfo sobre la adversidad, la apariencia que le ganaron al destino, que le ha dado a la banda su poder emocional. Por más que el principal canta autor de la banda, Rzeznik, puede mostrar un sentido de cinismo, como cuando ataca la influencia de los medios masivos de comunicación con canciones como “Flat Top” y “Ain’t That Unusual”, las canciones de Takac observan el pasado con un sentido de melancolía y arrepentimiento, como en “Impersonality” o “January Friend”. Las canciones que más identifican a los Goos, “Name”, “Iris”, “Dizzy” y “Slide”, ofrecen un optimismo romántico mezclado con la tristeza de saber que el mundo nunca llegará a ser como nuestros sueños. O, como Rzeznik lo ha puesto en “Name”: “Por más que el momento me pasó/Todavía no puedo darme vuelta”. Los Goo GooDolls han visto sus sueños convertirse en realidad, pero no sin pagar sus peajes. Grabaron un par de álbumes independientes que mostraron actitud: “Goo Goo Dolls” lanzado en 1987 por la empresa Mercenary/Celluloid y “Death/Enigma, por Jed. El último contaba con los servicios del vocalista Lance Diamond de los bares de Buffalo, quien se queja de su papel en “I Can Never Take The Place Of Your Man” de Prince, el cual los Goos interpretaron en su tercer álbum, “’90’s Hold Me Up”, su primer lanzamiento para la empresa Metal Blade. Ese álbum comenzó a capturar la atención de los críticos para el grupo y cristalizo su actitud. Su cuarto álbum, “Superstar Car Wash”, representó un salto de las empresas chicas a las discográficas más grandes, por la simple razón que la empresa Warner Bros. compró a Metal Blade para distribución. La banda confrontó las comparaciones con los Replacementes con furor al colaborar con el líder de la banda, el famoso Paul Westerberg, en la pieza llena de cuerdas y tipo himno “We Are The Normal”, una autocrítica a la actitud anti-estrella de la banda. Con el nuevo baterista Mike Malinin, la banda estaba encontrando que sus viejos fanáticos estaban cansados de lo comercial del álbum, pero suficientes fanáticos nuevos se subieron a bordo para darles fe para el futuro. A pesar de las reverencias críticas, “Superstar Car Wash” se vendió mediocremente y para cuando salió “A Boy Named Goo” en 1995, el una vez plomero Rzeznik ya estaba considerando un cambió de carrera, diciéndole a la revista Guitar World: “No quiero ser un tipo de 35 años tocando en bares. Es muy triste ver a estos tipos cerca de los 40 años quienes todavía piensan que van a conseguir el gran contrato discográfico: el castillo, las mujeres, toda esta porquería”. En un extraño y fortuito incidente en el destino que ha mandado a los Goo Goo Dolls a la realeza en el rock, la empresa discográfica del grupo nunca quiso lanzar el éxito que los puso en el mapa, “Name”, como un lanzamiento individual. En vez de “Name”, “Only One” y “Flat Top” fueron destinados para la radio, pero solo fue cuando la influyente radio de Los Angeles KROQ comenzó a tocar a “Name” que el álbum se transformaría platino. A medida que el álbum fue subiendo en los rankings, la banda se encontró en una difícil batalla legal de nueve meses con la empresa discográfica Metal Blade por no pagar el porcentaje que se les debía, dejándolos virtualmente en la banca rota. El juicio fue eventualmente resuelto fuera de corte y los Goo Goos quedaron directamente en Warner Bros., pero la presión afectó a Rzeznik, quien luego le diría a miembros de la prensa que había sufrido un extremo caso de bloqueo y eso lo previno de escribir más música. La nueva compañía que representaba al grupo, Atlas/Third Rail, quien también representaba a Alanis Morissette, consiguió que el grupo fuera contratado para escribir una canción para la película “City of Angles” con Nicolas Cage y Meg Ryan. El resultado fue la primera canción del grupo que llegó a lo más alto de los rankings, “Iris”. Era una canción con llantos de amor que casi como que reflejaban el deseo de Rzeznik de encontrar algo más allá de la fama y fortuna. “Y no quiero que el mundo me vea/Porque no creo que entiendan/Cuando todo esta hecho para que se rompa/Solo quiero que sepas quien soy”. Por supuesto que en cuanto Rezeznik renunció al concepto de la búsqueda de la fama, “Iris” se convirtió en su éxito más grande, dándole tres nominaciones para Grammys como álbum del año y mejor presentación pop por un dueto o grupo. (Por más que los Goo Goo Dolls no ganaron nada en esos premios, el productor del álbum, Rob Cavallo, ganó el Grammy como productor del año.) La canción también recibió la designación de VH1 como la mejor canción de una película de todos los tiempos y como la canción número tres de la década. Cuando “Dizzy Up the Girl” salió luego en 1998, la banda había llegado al completo estrellato en el rock. Luego vendrían los éxitos individuales “Slide” y “Black Balloon”, el último dándole otra nominación para un Grammy como mejor presentación de rock por un dueto o grupo. A través de todos sus éxitos, Rzeznik ha mantenido una humildad que le ha dado el cariño de sus fanáticos. Mientras haciendo de anfitrión del programa “The List” por VH1; el cual identifica a los grupos más certeros a ser leyendas en el futuro; Rzeznik hizo todo lo posible por no nombrar al suyo como uno. Durante una entrevista antes de los Grammys justo este año, le dio crédito a influencias como Husker Du y los Replacements, maravillando de como los Goo Goo Dolls han podido sobrevivir cuando los otros no lo han hecho. El es una estrella de rock sin la actitud comúnmente asociada con ellos. Cuando la banda recientemente apareció en el programa de niños Sesame Street, no tuvo ningún problema en cambiar la letra de su éxito “Slide” a “Pride” (Orgullo), dirigido a la joven audiencia del programa con frases como “Ayudaste a tu mama a cocinar una torta/Te caíste y no lloraste.” Y si algunos de los críticos piensan que el grupo hace mucho abandonó toda su credibilidad en el mundo underground, Rzeznik no lo disputa. “Lo que más me da orgullo es que Goo Goo Dolls no fue armado por un productor o por un empresario de discográfica,” le dijo a una revista de música de Australia, “pero fue armado por tres tipos en la universidad que querían hacer ruido y divertirse”. Para los Goo Goo Dolls, es de lo que siempre se trató.

Los videos más populares de Goo Goo Dolls:

Discografia de Goo Goo Dolls