Biografia de Bloc Party

Bloc Party es una unidad autónoma de extraordinarios chicos criados en una cultura pop entre los años 1976 y hoy en día. Bloc Party hacen todo lo que se requiere para adaptarse a las ideas actualmente aceptadas de lo que es un grupo: aparentemente tocar instrumentos juntos, pero también tener un título para el trabajo creado.

El viernes 24 de octubre de 2003 fue una gran noche. En una vieja fábrica fria, llena de graffitis llamada Electrowerkz en Ilsinton, al norte de Londres, la hoguera de la revolución se encendió.

Unas semanas antes Kele Okereke había enviado un mail a Alex Kapranos. El cantante de Bloc Party, incluso buscando pensamientos interesantes al parecer, había anotado lo que Franz decía en las entrevistas. Él admiraba su actitud, y apreciaba a los mismos grupos, Kapranos contestó. Le gustaba lo que Bloc Party estaba diciendo. Pero ¿Harían el honor de apoyar a Franz Ferdinand?.

Deberían, y así lo hicieron. Bloc Party estaban asombrados en Elektrowerkz. Tenían algo.

”She’s Hearing Voices”, era el primer single de Bloc Party. Una canción vagamente siniestra, inpirada en un amigo paranoico esquizofrénico de Kele, impulsado por una voz que era en parte agitado grito, en parte entonación robot. Disco-punk, sin cencerros. Y sólo habían comenzado.

Kele (23)y el guitarrista Russell Lissack (23) se conocieron por un amigo mutuo en Essex, donde Kele iba a la escuela y Russell vivía. Se encontraron de nuevo en el Reading Festival de 1999 y decidieron comenzar un grupo juntos.

Escribían juntos en habitaciones. Durante meses. Cuatro meses. En calma, metódicamente, consiguieron lo mejor. A principios del 2000 conocieron a Gordon Moakes (28). Se había escapado de Milton Keynes en sueños de estar en un lugar mejor. Vio el anuncio de Kele y Russell puesto en el NME, buscando un bajo, “Sonic Youth, Joy Division, Pixies, DJ Shadow”, Gordon sabía que no era “rock normal”.

Casi en 2003, via un colega compartido, conocieron a Matt Tong (25). Había venido a Londres desde Bournemouth a estudiar tecnología musical. Cargando con un HND, su propio equipo básico de grabación y un entusiasmo por todo, desde Fleetwood Mac a Dead Meadow, se convirtió en el noveno batería de Bloc Party.

Entra 2004 y Bloc Party estaban en marcha.”She’s Hearing Voices” se brabó en su barato, enmohecido pero especial lugar de ensayo en Acton, al oeste de Londres. Paul Epworth produjo su segundo single, el anfetaminado ska-pop de ]”Banquet” (lanzado por Moshi Moshi). Lo mezcló en una habitación, en un portatil, entonces lo mezcló con marcha adicional de pista de baile.

Bloc Party firmó con Wichita, el pequeño sello del este de Londres con grandes ideas. Aquí fue a gira en el Reino Unido para ir mano a mano con el gran grupo del sello en los Estados Unidos, Yeah Yeah Yeahs and Bright Eyes. Un grupo para todas las estaciones y razones. Tenían un sonido oscuro, melancólico a veces feroz para asustar a los padres y recordar viejos humanos del más extravagante fin del New Wave. Eran multiraciales y por consiguiente sienten este espíritu de joven, multicultural británico. Tocaban en Bethnal Green, y en New Cross, así podían ser un grupo de moda y de rock moderno en los escenarios.

Sólo algunos de estos volverían, para ser exactos.

Mientras, en julio, cuando los titulares se propagaban, las criticas despotricaban y su tercer single ”Little Thoughts” se tiraba al Top 40, Bloc Party salían para Copenhage con Paul Epworth. Destino: Deltalab Studios, casa de Junior Senior(oh, sí), decoración retro de los 60 y 70 y guardaequipajes de equipo añejos malfuncionando. Propósito: 22 días grabando y 15 canciones. Problemas: Cables principales pelados y kits que no jugarían a la pelota. Como Epworth subestima, “mientras esto añadía estar a un paso del peligro de muerte a la grabación, también añadía una vibración de que algo podría suceder”.

Epworth, quien desde entonces ha sobrevivido a producir también Babyshambles, describe la grabación: “vibramos a través de ello ¡Bam! ¡Bam! ¡Bam! Un falso comienzo con “Luno” , se fue a “Marshalls” , de vuelta a “Helicopter” , en “Plans” , un salto a “Like Eating Glass” , una y otra vez... su ametralladora de marca funciona de pellejo a pellejo... comenzamos a construir. Empezamos vertiendo nuestras ideas a la tinaja, doblando bajos con sintetizadores, pitidos, bongos, carrillones, vibráfonos, piano, loops, a través de una canción completa con bits de 4x2 , cencerros, triángulos, timbres modulados, guitarras electrónicas, mandolina, ¡MANDOLINA!.

Bloc Party vino a casa con ”Silent Alarm”. El título del disco se tomó de un artículo del New Scientist sobre los sistemas de terremotos del mañana. Al grupo le gustó la resonancia, sintió que encajaba con la música. Una advertencia, pero ambiguo. Molestar, tensión, energía.

”Positive Tension” es un caso en cuestión, una vibración, épica con sabor a tecno con enorme estilo Nirvana. Entonces está “Helicopter” , con su furia, su stop-start. ”So Here We Are”, un reluciente golpe en espera. Abriendo, ”Like Eating Glass” . Para redondear, el tema final ”Compliments”.

Volvamos un poco atrás, a las ideas y manifiestos. Situados en el corazón de ”Silent Alarm” está “Pioneers”. “Una advertencia a esos que creen que pueden cambiar el mundo. No todo el mundo puede hacerlo. Es como exagerar tus propios límites. Intentando acabar con la ridiculez adjunta a grupos rock. Si levantamos este cliché dejaremos que las ideas se signifiquen por sí mismas”.

Bloc Party y ”Silent Alarm”: Un disco vital de un grupo apasionado para un honesto año nuevo.

Los videos más populares de Bloc Party:

Discografia de Bloc Party